Pasta térmica: Que és, cada cuanto cambiarla y como hacerlo

Cuántas veces te ha pasado algo similar a esto: "Mi ordenador tiene problemas, no se enciende", o "enciendo el portátil, el ventilador empieza a girar a lo loco y al cabo de un rato se apaga", o "en la pantalla de Windows el ordenador se congela y la pantalla vuelve a estar en negro"? La solución a estos problemas pasa por cambiar la pasta térmica. En este post de contamos qué es, para que sirve y como cambiar la pasta térmica de tu CPU.

Pasta térmica: Que és, cada cuanto cambiarla y como hacerlo | Scroolling

Cuando un ordenador empieza a dar problemas, mucha gente no se plantea que puedan deberse a que los componentes del sistema no están funcionando en condiciones óptimas.

Uno de los principales elementos a tener en cuenta en estos casos es la temperatura del procesador.

Existen programas gratuitos que permiten controlar la temperatura de varios componentes del sistema, lo que queremos hacer aquí es comprobar la temperatura de la CPU.

Una de las muchas aplicaciones disponibles para medir la temperatura de la CPU es FanSpeed. Es compatible con Windows 9x, ME, NT, 2000, 2003, XP, Vista, Windows 7, Windows 8 e incluso Windows 10, una vez instalado y en funcionamiento FanSpeed mostrará las temperaturas de los distintos elementos de su PC de sobremesa o portátil, permitiéndole evaluar la salud del sistema.

Lo que hay que hacer es comprobar que los valores de los elementos del núcleo no son superiores a 75/80 grados.

Estos números indican las temperaturas a las que funciona el procesador de su PC, y aunque las temperaturas máximas de funcionamiento varían de un procesador a otro, las temperaturas cercanas a los 80 grados indican que es necesario limpiar los componentes internos de tu ordenador y en particular el disipador del PC.

ATENCIÓN cuando se trabaje con componentes electrónicos se recomienda el uso de guantes antiestáticos o, en su defecto, llevar una pulsera antiestática para evitar el fenómeno de la electricidad estática.

¿Cada cuánto cambiar la pasta térmica?

La respuesta es un depende. No hay un tiempo fijo ya que depende de las condiciones que trabaja tu ordenador. Lo mejor que puedes hacer es abrir la caja de tu ordenador y hacer una revisión ocular.

En caso de que tu PC este muy sucio es una señal inequívoca de que toca hacer un pequeño mantenimiento, seguramente esto te va a llevar entre una y dos ahoras. Aunque relamente si solo tienes que substituir la pasta térmica te va a tomar un cuarto de hora como mucho.

Aunque si bien es cierto, es recomendable hacer una substitución de la pasta térmica cada dos años. Especialmente si se le da un uso importante al ordenador.

La pasta térmica, con el tiempo, tiende a secarse y a perder las propiedades para las que se utilizó. Entonces, ¿qué debe hacer? ¡Sustituirla!

¿Cómo cambiar la pasta térmica de mi ordenador?

En primer lugar, es necesario conseguir un poco de pasta conductora térmica, que se puede conseguir fácilmente en Amazon. La pasta térmica, muy cara, se vende en pequeñas jeringuillas y hay suficiente para dos o tres cambios en cada envase.

Una vez tengas la pasta térmica, lo primero que tienes que hacer es abrir la carcasa de tu ordenador. Una vez abierta, hay que centrarse en el bloque procesador-disipador, que ahora desmontaremos.

Este es el aspecto que tiene un dispador. Justo debajo se encuentra la CPU y la pasta térmica esta entre la CPU y el disipador

El disipador, que es el bloque metálico laminar que permite disipar fácilmente las altas temperaturas desarrolladas por la CPU, funciona según el simple principio del contacto. Estar en contacto con el procesador caliente favorece el intercambio de calor y evita que se sobrecaliente.

Esto se debe en parte a la llamada pasta térmica (polvo de aluminio), que se utiliza para maximizar la adherencia entre la superficie del procesador y el disipador. Pero el problema es precisamente esta pasta térmica, y a veces es necesario sustituirla.

Una vez que tengas la pasta térmica a mano y localizado el disipador, lo que tienes que hacer es localizar los ganchos que unen el disipador a la placa base.

Aflójalos, teniendo cuidado de desconectar también la alimentación del CPU_FAN. A continuación, es necesario desmontar el bloque y proceder a su limpieza: habrá que eliminar el polvo entre las láminas con la ayuda de un cepillo y, sobre todo, los residuos de pasta térmica de la parte inferior.

Una vez hecho esto, es necesario reponer la pasta del disipador colocando una gota sobre el procesador y extendiéndola ligeramente para que quede un velo en la superficie.

Así debería quedar la pasta térmica encima de la CPU. Una fina capa de pasta es más que suficiente.

Es mejor no exagerar. Extiende la pasta térmica con una tarjeta. Tiene que quedar uniforme, como si fuese un bocadillo de Nutella con poca nutella. Es decir que hay pero solo la cantidad justa.

Esto es un error. Tan solo hay que poner una gotita de pasta y extenderla bien. Poner tanta pasta térmica va a hacer que el rendimiento no sea el correcto

A continuación, sólo hay que volver a colocar el disipador, reconectar el cable de alimentación del ventilador y cerrar la caja.

Si se comparan las temperaturas de funcionamiento antes y después del mantenimiento, se deberían de observar cambios significativos (incluso de 20 grados en los «peores» casos), ¡señal de que nuestro trabajo se ha hecho muy bien!

Cambiar la pasta térmica de un portátil

En el caso de un portátil, el procedimiento es similar, con la única diferencia de que su menor tamaño dificulta el acceso a los distintos componentes.

En estos casos, no hay una única forma de llegar al disipador del PC, cada portátil tiene su propia «secuencia de desmontaje».

Algunos sólo necesitan desenroscar unos cuantos tornillos en la parte trasera, mientras que otros requieren que se retire el teclado u otros componentes para poder acceder al procesador.

¿Cómo se pueden evitar los daños? Sólo hay un consejo: busca en Google «manual de desmontaje» seguido del nombre del modelo de portátil, o «manual de servicio» seguido del modelo.

Esto te llevará a la documentación técnica (normalmente un PDF) proporcionada por el fabricante, que te guiará paso a paso en este proceso.

A partir de aquí podemos proceder a sustituir la pasta térmica del portátil.

Comentarios