Cómo reparar un portátil que ya no se enciende

Si tu ordenador no arranca a continuación tienes una lista con los posibles motivos. Algunos de ellos pueden parecer muy tontos pero resuelven un porcentaje elevado de las incidencias.

Cómo reparar un portátil que ya no se enciende | Scroolling

Si estás leyendo esta guía, está claro que has tenido problemas con tu portátil que decide no encenderse. No desesperes, porque aunque no seas un experto hay algunas cosas que puedes comprobar tú mismo antes de llamar a un técnico.

El objetivo es buscar una de las posibles causas que han llevado a esta situación y ponerle la mejor de las soluciones a la incidencia.

Por norma general podemos decirte que vas a conseguir que tu laptop vuelva a funcionar y nos gustaría decirte que no te va a costar pero vamos con los motivos y las posibles soluciones a los distintos problemas.

Un diagnóstico rápido para tratar de arrancar el ordenador

Antes de empezar vamos a revisar las cosas más básicas. Vamos a hacer el A, B, C y esto implicar empezar por cosas muy sencillas.

Revisa que tu laptop o computadora está conectada a la red eléctrica

Si cada vez que pulsas el botón de encer el ordenador, te encuentras con un silencio religioso de los ventiladores o de los sensores de potencia, es muy probable que el problema se encuentre en el circuito de alimentación. En caso de ser un laptop quizás no tenga batería.

Si todavía puedes oír el ventilador girando, pero el monitor permanece en negro y luego oyes pitidos fijos o repetidos, el fallo está en algún componente de hardware.

Cada secuencia de pitidos indica qué parte del hardware está dañada, pero se necesitan herramientas especiales para entender qué parte está afectada con cada tipo de pitido. Pero presta atención a los sonidos, porque si no son pitidos sino ruidos extraños, claramente debidos a un problema mecánico, probablemente procedan del disco duro.

Disco duro

La idea de perder todos esos datos es realmente frustrante. Así que ¡cuidado con los sonidos! Si no estamos hablando de pitidos normales, sino de ruidos extraños que nunca antes habías escuchado, podría ser alguna pieza mecánica que se ha doblado y podría rayar el disco duro sin posibilidad de reparación.

Si este es el caso, no intentes encender el ordenador, ya que de lo contrario te arriesgas a empeorar las cosas, hasta el punto de que ni siquiera un técnico pueda ayudarte a recuperar los datos.

Ni siquiera intentes abrir el disco duro. En este caso, no recomiendo ningún manual o video tutorial porque el polvo sería suficiente para moler las placas donde se almacenan los datos y arruinarlas irremediablemente. Esta situación sólo puede ser resuelta por un técnico.

El circuito de alimentación: cables y batería

Si no hay problemas mecánicos con el disco duro, lo primero que hay que hacer es quitar la batería (obviamente en el caso de un portátil) y enchufar el sistema a una toma de corriente.

Si esto hace que el ordenador funcione normalmente, la batería está agotada o funciona mal. En estos casos, se recomienda comprobar el voltaje de la batería y asegurarse de que no es demasiado bajo en relación con las características técnicas del portátil.

Para evitar este tipo de problemas, es aconsejable comprar siempre productos comercializados por la misma empresa que vende el ordenador y, sobre todo si se compra por Internet, comprobar su originalidad.

Si el problema no está en la batería, comprueba el cable de alimentación con mucho cuidado. Asegúrate de que está intacto en todas sus partes y que el enchufe y la toma de corriente no están dañados de ninguna manera.

A continuación, comprueba el adaptador, prestando especial atención a los extremos del cable. No tiene nada de raro que insertando un poco mejor las clavijas en sus alojamientos se solucione el problema, o que haya algún cable interno sin soldar o ligeramente dañado.

Agita un poco los cables y mueve el conector: esto será suficiente para detectar cualquier falso contacto. Comprueba también la salud del adaptador, que puede haberse fundido o quemado accidentalmente: simplemente conéctalo a un cable que definitivamente funcione y saca tus propias conclusiones.

Batería CMOS (Pila de la placa base)

Si alguna vez has abierto un PC, seguro que te habrás dado cuenta hay una pila incrústada en la placa base. Se trata de una batería redonda y plana.

Esta batería tiene una duración de unos tres años y alimenta la memoria CMOS y el reloj de tiempo real. Por eso, si la tensión baja, la fecha y la hora pueden ser inexactas. Así que tal vez se ha quedado sin energía y ha dejado de funcionar.

Teniendo en cuenta que esta pila también gestiona la BIOS, podría ser la causa de que el ordenador no se encienda cuando intentamos arrancarlo y no hay señal en el monitor. Si esta es la causa, prueba a sustituirla (quizás por la nueva CR2032 o CR 2025) y solucionará el problema.

Monitor

Otro elemento del sistema que hay que revisar es el monitor: para diagnosticar correctamente el problema, mira la luz de encendido y el botón «Shift». Si ambos funcionan, prueba a aumentar el nivel de brillo de la pantalla.

A veces la causa de que el ordenador no se encienda puede ser tan trivial como reducir inadvertidamente el brillo de la pantalla al mínimo (preguntale a su gato si sabe algo de esto, suelen ser los culpables de los malos ajustes de brillo).

Componentes de hardware

Si la pantalla y los sistemas de alimentación no están dañados, el problema está en el hardware.

A continuación, deberás retirar temporalmente todos los periféricos adicionales (incluida la memoria RAM extra) y realizar un reinicio completo retirando tanto la batería del PC como el cable de alimentación.

A continuación, mantén pulsado el botón de encendido durante unos quince segundos, vuelva a conectar la fuente de alimentación (pero no la batería) e intenta arrancar el PC de nuevo.

Si esto tampoco funciona, habrá que enviar el ordenador a un técnico. Un último intento que puedes hacer es agitar el aparato enérgicamente. Si alguna de las soldaduras se ha fundido, oirá ruidos metálicos sospechosos y podrá informar al técnico.

Sistema operativo

Por último, presta atención al sistema operativo utilizado: Siempre ofrece acceso al arranque en modo seguro. Es posible que puedas utilizar una guía en línea para ayudarle a solucionar la situación, pero si esto es demasiado complicado para usted, póngase en contacto con un técnico.

Sin embargo, ten en cuenta que al menos puedes actualizar los controladores (especialmente los de la gráfica) que estén desfasados o, si ya lo has hecho recientemente, volver a la versión anterior. En muchos casos esta es la solución al problema.

En caso contrario, y obviamente para versiones posteriores o para productos de otras marcas, será necesario actuar con el apoyo de un disco de recuperación que lo hará todo por sí mismo.

Comentarios